El marketing y la publicidad deben ir de la mano, uno no funciona sin el otro. Antes de entender por qué tu empresa debería ejecutar estrategias de mercadotecnia y publicidad, hagamos un pequeño repaso de ambos conceptos. Empecemos por el marketing. 

Philip Kotler define al marketing como “la ciencia y el arte de explorar, crear y entregar valor para satisfacer las necesidades de un mercado objetivo con lucro. El Marketing identifica necesidades y deseos no realizados. Define, mide y cuantifica el tamaño del mercado identificado y el lucro potencial.”

Entonces, cuando aplicamos una estrategia de marketing nuestro objetivo es satisfacer una necesidad que hemos identificado gracias a un análisis previo del mercado (las personas), ¿cómo vendemos ese producto, con qué palabras?, aquí entra la publicidad. 

La publicidad existe desde hace siglos, su propósito siempre ha sido comunicar un producto en el mercado. Para vender dicho bien o producto necesitamos crear un plan de comunicación. Hoy día, sin una estrategia publicitaria es casi imposible vender algo. 

Iniciando en el marketing y la publicidad

Cuando entramos al mundo del marketing nos encontraremos con algo llamado las 4 P’s. Estos conceptos nos ayudarán a empezar a entender hacia dónde debemos ir. Porque es fácil leer que el marketing es estudiar el mercado, pero ¿a dónde me dirijo para estudiar a mis consumidores?, aquí entran las 4p’s. 

Precio

El nombre define al término y lo vemos siempre. Antes de sacar al mercado un producto debemos pensar cuál será su precio. Los precios se calculan en base al tamaño del retorno de la inversión que necesita la empresa. 

Pensar un precio requiere un análisis de la competencia, es decir, ver si podemos competir con precios más bajos. Otro factor que entra en el precio es el método de cobro. Hoy día el dinero digital está dando la talla, cada vez son más los usuarios que prefieren hacer transferencias que usar efectivo. 

Establecer los medios de pago para cobrar tu producto te puede ayudar en su posicionamiento, sino pregúntale a Mercado Libre.

Plaza

En los comienzos del marketing la plaza se definía como el lugar o local donde se venderá tu producto. Hoy sabemos que la venta digital es casi un deber, así que pensemos también que los medios digitales son una plaza. 

La plaza también hace referencia a la forma en la que ese producto llegará a las manos del consumidor. 

Producto

Otra palabra que se define por sí sola. El producto es lo que quieres vender. Hoy día es tanto tangible como intangible. De hecho, cada vez son más las empresas que venden servicios y no un producto físico que pueden tomar de una estantería. 

Promoción

Acá entra en juego la publicidad. ¿Cómo vamos a dar a conocer nuestro producto a nuestros consumidores? Es en este momento en el que el marketing llama a su mejor aliado: la publicidad y juntos deben planificar y ejecutar estrategias siguiendo a un público objetivo.

Técnicas de la publicidad

Te resumiré un poco en tres aspectos las técnicas por las que opta la publicidad a la hora de promocionar un producto. 

Copywriting

El copywriting es acaso la herramienta publicitaria más antigua. Antes se hacía de forma oral, pero ¿qué es? El copywriting es el uso de la persuasión a través de las palabras y las imágenes para lograr inducir al consumidor a realizar una acción. 

El copywriting no es solo slogans y frases pegajosas, son un conjunto de técnicas que logran crear discursos u oraciones con un propósito y que son dichas de acuerdo a un estudio previo. 

El copywriting se vale de técnicas como la psicología para usar el humor, los testimonios de otros consumidores, el romance y cualquier cantidad de herramientas que logren establecer una conexión cognitiva con el consumidor.

Diseño

El diseño es la parte de la publicidad que se dedica a decidir la forma visual en la que se transmitirá un mensaje. Se vale del copywriting para crear una imagen que logre cautivar, impactar y no salirse de la mente del consumidor. 

El medio

La publicidad debe siempre adaptar su mensaje según el medio. Cada medio tiene un público con comportamientos particulares y es allí donde el marketing debe explicarle a la publicidad lo que debe decir, porque ya sabe quién lo va a ver o leer. 

 

Razones para optar siempre por el marketing y la publicidad

En la actualidad, una empresa sin marketing y publicidad se estanca. Se resume así, aunque suene fatalista. Pero la verdad es que ya no existen “productos que se vendan solos”. Esto es debido a la competencia en el mercado. Hoy día, la importancia de la publicidad radica en que aquel que sepa conocer mejor a su público va a vender más, así su producto no sea el mejor. 

¡Lo vemos en las campañas políticas todos los años! Actualmente los consumidores son más exigentes debido al acceso a la información. Pueden analizar 3 marcas en 5 minutos para decidir a quién comprarle. 

Conociendo a fondo el marketing y la publicidad podremos lograr ser la marca ganadora. Haciendo un resumen puntual de la importancia del marketing y la publicidad para empresas decimos que: 

  • Sin marketing no sabremos nunca cómo mejorar nuestro producto.
  • El marketing nos permite conocer las fallas que tienen nuestro producto en cuanto a la cobertura de las necesidades del consumidor.
  • El marketing nos permite conocer a la competencia. 
  • La publicidad nos ayuda a posicionarnos de la forma que queramos: auténticos, económicos, con el mejor servicio, etc. 
  • El marketing y la publicidad abren el camino al desarrollo comercial y humano de las empresas. 
  • Si el marketing nos ayuda a entender a nuestros consumidores, también a nuestros trabajadores, generando mayor productividad. 
  • La publicidad nos hace vender algo más que un producto: nos hace vender una idea, los productos se venden y se desechan, las ideas nunca mueren
  • El marketing y la publicidad son las bases actuales del desarrollo y permanencia de una empresa en el mercado. 

Así que recuerda, en el momento que decidas emprender una empresa, debes ya tener debajo de la manga el plan de marketing y publicidad.